Saltar al contenido

¿Cuánto dinero necesitas para ser feliz?

No se crean todo lo que les dice. “El dinero no da la felicidad” es uno de los mantras más repetidos de la historia. ¿Pero se han fijado que los millonarios nunca regalan su fortuna?¿Por qué será? Pues según la Harvard Business School, ningún rico renuncia a su patrimonio porque se necesita un mínimo de 8 millones de dólares (6,5 millones de euros) para ser feliz.

No vale, sin embargo, con conseguir una herencia o lograr un premio. Si uno quiere estar satisfecho con su vida hay que ganarse el pan, dice el estudio publicado en la revista Personality and Social Psychology Bulletin en enero. Viéndolo así, se entiende que los humanos estén tan preocupados por la fortuna (económica).

Investigaciones anteriores apuntaban que la felicidad aumentaba al alcanzar unos ingresos de 61.500 euros

Investigaciones anteriores apuntaban que la felicidad aumentaba cuando se alcanzaban unos ingresos alrededor de los 61.500 euros (75.000 dólares). El problema de estos análisis era que se comparaban estas ganancias promedio con las de aquellas personas que están por debajo del umbral de pobreza y muy pocas veces se cotejaba con los que más ganan.

Por eso los economistas de Harvard realizaron dos encuestas paralelas en las que, en total, participaron más de 4.000 millonarios con fortunas netas que se situaban entre los 1,5 y los 15 millones de dólares. Según la primera muestra, los ricos con al menos 8 millones son más felices que los que tienen menos ganancias. La segunda muestra elevaba ese límite hasta los 10 millones.

Los economistas de Harvard realizaron dos encuestas paralelas en las que participaron más de 4.000 millonarios

Los investigadores utilizaron una escala de siete puntos para evaluar la satisfacción general de los participantes con sus vidas. La cuestión a responder era muy simple: “Considerado todo, estoy satisfecho con mi vida”. Si los voluntarios respondían 1 es que estaban “totalmente de acuerdo” con la afirmación. El 7, en cambio, significaba estar “totalmente en desacuerdo”.

Los resultados mostraron que las personas que poseían un valor neto de entre 3 y 7.9 millones de dólares no estaban más satisfechos con sus vidas que aquellos con un valor neto de 1,5 a 2,9 millones. No era hasta alcanzar la escala entre 8 y 14,9 millones que los encuestados mostraban claramente estar más satisfechos con su vida. Eran, sin embargo, los que estaban por encima de los 15 millones los que aseguraban ser más felices de entre todo el grupo de ricos.

 Los millonarios que ganan su riqueza son moderadamente más felices que los que la heredaron

Hay, además, otro detalle interesante. Los encuestados también indicaron la fuente de su fortuna. Y eso permitió a los expertos sacar la conclusión de que los “millonarios que han ganado su riqueza son moderadamente más felices que aquellos que la heredaron”. ”El valor que le damos a algo se corresponde con fuerza con el esfuerzo que realizamos para adquirirlo”, añaden.

Los científicos de la Harvard Business School reconocen que el tope de los 75.000 dólares marca un “enlace” entre dinero y felicidad. Y esa correlación se mantiene estable hasta que se alcanzan los ocho millones, que es cuando vuelve a incrementarse el nivel de satisfacción. Los investigadores no descartan, aún así, que sea la felicidad la que nos permite ganar más dinero… y no al revés.

Los encuestados coinciden en que “para ser 100% felices” necesitarían hacer crecer su fortuna “a pasos agigantados”

Lo que si apunta el estudio es que los millonarios encuestados coincidían en que “para ser 100% felices” necesitarían hacer crecer su fortuna “a pasos agigantados”. La mayoría de ellos afirmaron que aumentar un poco más su riqueza no sería suficiente, que necesitaban un aumento de un 1.000 por cien para lograr un incremento de un 500% de felicidad total.

”Lo que parece suceder es que incluso un aumento marginal en la riqueza puede aumentar la felicidad. Pero ellos predicen que necesitarían mucho más”, asegura Grant Donelly, autor principal del análisis.

Las personas estudiadas obtuvieron beneficios al gastar dinero para ganar tiempo

¿Y cuáles son los aspectos vinculados al dinero que permiten ganar en bienestar? ”Gastar dinero en compras que ahorran tiempo, como limpiar la casa, cortar el césped o externalizar tareas, promueve la felicidad porque conceden tiempo libre”, aseguran los investigadores. ”Las personas que estudiamos obtuvieron beneficios al gastar dinero para ganar tiempo”, añaden.

“Si tienes mucho dinero pero pasas el tiempo haciendo cosas que no te gustan, entonces tu felicidad minuto a minuto y tu felicidad general serán bastante bajas”, concluyen.

Si tienes mucho dinero pero pasas el tiempo haciendo cosas que no te gustan, tu felicidad será bastante baja