Saltar al contenido

Tips para perder peso después del embarazo

perder peso después del embarazo

Ahora que inicia esta nueva etapa y que tras largos meses de espera su bebé por fin está aquí, hay mucho que pensar, en cuanto a la alimentación del niño y la madre, qué hacer si llora y sobre todo, cómo deshacerse de las libras extras conseguidas durante el embarazo.

Si inició con un peso normal y ganó 25-35 libras durante el embarazo  (lo recomendado)  no tardará más que un par de meses para volver a su peso normal  si presta atención a lo que come y hacer ejercicios. Si, por el contrario, tenía sobrepeso antes de su embarazo o aumentó más peso del recomendado por  su médico , podría tardar mucho más tiempo , hasta un año, para bajar el peso.

¿Es importante perder peso después del embarazo?

“Es muy importante que se baje el peso, porque si usted no se ha asociado con el 

sobrepeso y la obesidad, lo estará asociado 15 a 20 años más tarde en la vida,”  según el doctor  Debra Krummel, PhD, RD, 

profesor del Departamento de nutrición de la Universidad de Cincinnati .

Es común ver en los medios de comunicación como las celebridades salen de sus embarazos, visitiendo la misma talla que antes y luciendo cuerpos expectaculares y pensamos que quizás por ser estrellas sea más fácil, y pues, no, no es así; la salud es igual para todos. Melinda Johnson, MS, RD, dietista registrada y vocera de la Asociación Dietética Americana (AA), dice: “Lo hacen con dietas muy estrictas, y muchos de ellos lo hacen por volver a estar en actividad antes de que su cuerpo esté listo para elllo”.

Johnson aboga por un enfoque más gradual para la pérdida de peso. “La cosa número uno para las nueva madres es que tienen que tener una cierta cantidad de paciencia con su cuerpo,”.

“Tardó nueve meses para llegar. Debe tomar por lo menos ese tiempo para volver a su peso de combate.”

Con esto en mente, aquí están algunos consejos para ayudarte a 

perder peso después del embarazo y a entrar en los jeans antiguos (cualquiera que sea su tamaño).

Y ¿Porqué no? Aquí un video con una historia que te puede servir de motivación en tu meta de perder peso después del embarazo.

No dieta.

Puede sonar extraño, pero una  “dieta” oficial podría descarrilar sus metas de pérdida de peso después del embarazo. 

Sentirse privados de sus comidas favoritas mientras usted está ya se encuentra estresado por su nuevo rol como mamá podría realmente hacerle aumentar de peso, según dice Johnson. “Si vuelves a comer sano y comer el hambre, la mayoría de las mujeres encuentran que el peso sale bastante natural”.

En lugar de hacer dieta, se recomienda comer una variedad equilibrada de alimentos. Manteniendo los bocadillos diferentes en la casa para evitar sentir hambre. Esto le otorgará  energía durante todo el día. Rebanadas de manzana, zanahorias y galletas de trigo son todas buenas opciones.

No importa cuánto usted quiera perder peso, trate de no ingerir por debajo de 1.800 calorías al día, especialmente si está amamantando.

 “Super alimentos.”

Cuando se es  madre primeriza, el cuerpo necesita nutrición maxima. Elija alimentos que son pesados en los nutrientes que necesita y light en calorías y grasas.

El Pez ( pescado)  es uno de estos “súper alimentos” porque está repleto de DHA, un ácido graso

 esencial de omega 3 que ayuda a su recién nacido a desarrollar un saludable del cerebro y sistema nervioso. Las mejores fuentes de DHA 

son peces de agua fría como el salmón, las sardinas y el atún.

Te recomendamos leer este Batido Para Bajar de Peso.

La Leche y el yogurt también son super  alimentos  porque son altos en calcio que necesita para mantener sus huesos fuertes. Además de ser ricos en proteínas. Los Frijoles, pollo y carnes  son bajos en grasa y altas en proteína y fibra. Son buenos para usted, y mantendremos sentir lleno por más tiempo.

Amamantar

Si la lactancia materna puede realmente ayudar a perder peso se encuentra todavía en el aire, algunos estudios demuestran que la lactancia materna exclusiva puede ayudar a volver a su peso más rápido, mientras que otros no encuentran ninguna diferencia en la pérdida de peso entre las mujeres que  amamantar y a quienes no.

Lo que es seguro es que la lactancia materna es buena para el bebé, da inmunidad y proporciona una serie de  beneficios de salud importantes.  

Sólo asegúrese de que si amamanta, no lo utilice como excusa para comer lo que quiera.

 Tomar líquido abundante.

Tomar  agua durante todo el día le impide deshidratarse. También ayuda a la sensación de sentir lleno  para no comer tanto, y algunas investigaciones han encontrado que puede acelerar el metabolismo..

Johnson recomienda usar el color de su orina y la frecuencia con qué  usted necesita ir al baño como guías. Si usted está consuminedo suficientes líquidos, su orina debe ser relativamente clara, 

y usted debe ir al baño aproximadamente cada tres a cuatro horas.

 ¡Muévete!

La Dieta es importante, pero es sólo una parte de su plan de pérdida de peso después del embarazo. También necesita incorporar aeróbicos y ejercicios de entrenamiento de la fuerza después del embarazo para quemar calorías y 

mantener sus músculos y huesos fuertes. ” El Ejercicio, más allá de ayudar a bajar de peso, proporciona muchos beneficios para una nueva mamá,” dice Johnson. 

«Ayuda con la depresión, ayuda con el tema del sueño… ayuda a aliviar el estrés, ya que tener un nuevo bebé en casa puede definitivamente ser estresante».

No tienes que ir al gimnasio para volver a estar en forma después del embarazo, tomando una caminata con su bebé en la silla de paseo es suficiente para que el corazón bombee y los músculos trabajen.

“Debes rodar durante al menos 150 minutos a la semana,” dice James M. Pivarnik, PhD, FACSM, profesor de Kinesiología y epidemiología en la

 Universidad Estatal de Michigan y Presidente electo del Colegio Americano de medicina del deporte.

Cargar un bebé  alrededor de  todo el día es en sí  un entrenamiento, pero aún necesita añadir algún entrenamiento de fuerza. 

Utilizar pesos ligeros, o incluso un par de latas de sopa, como resistencia. 

Muchos clubes de salud y centros comunitarios ofrecen “mamá y yo” las clases que podrás incorporar a tu bebé en su rutina de ejercicios. 

Pero antes de empezar cualquier programa de ejercicio, debe obtener aprobación de su médico, especialmente si tuvo una cesárea.

 Dormir un poco.

Puede parecer imposible obtener ocho horas completas de sueño, cuando tienes un bebé que te convoca como un reloj durante toda la noche.. En un estudio, las nuevas mamás que dormían cinco horas o menos una noche 

eran más propensos a retener su peso extra del embarazo que las mujeres que dormían siete horas. Cuando estás cansado, tu cuerpo libera cortisol y 

otras hormonas de estrés que pueden promover el aumento de peso . “También cuando estás agotado, no te apetec etomar 

buen cuidado de ti mismo,” dice Johnson. También es menos probable que practican actividad física”.

Pedir ayuda.

Si usted está luchando para perder peso,  debe conseguir la ayuda de un professional en el area y un dietista. 

El dietista puede ayudarle a diseñar un plan de alimentación que le permitirán 

perder peso de forma segura y efectiva, mientras que el médico puede orientar sobre cuánto peso necesita perder y cuando puede 

empezar a hacer ejercicio.

NO dejes de compartir este artículo con tus familiares y amigos! Especialmente si tu o alguien que conoces busca perder peso después del embarazo!